Instalar las actualizaciones de la versión estable del kernel en Ubuntu/Kubuntu y distribuciones derivadas y cómo eliminar las antiguas.

Cada nueva versión de Ubuntu, así como las distribuciones derivadas como pueden ser Kubuntu o Netrunner, incorporan el kernel estable más reciente a la fecha de lanzamiento. Periódicamente se lanzan actualizaciones que en realidad son sólo una actualización de seguridad y de correcciones de errores, de la versión estable del kernel. Creo que es importante aclarar que actualizar el kernel a una versión superior es otra cuestión muy distinta que, por otro lado, no tiene sentido, a no ser que tengamos algún problema importante de funcionamiento del hardware, el cual es posible que tampoco se solucione. De hecho el sistema, por si solo, nunca nos hará semejante propuesta.

Instalar las actualizaciones de la versión estable del kernel
De vez en cuando el gestor de software, si tenemos activado la actualización automática, nos indicará que hay disponible actualizaciones importantes de seguridad de software, refiriéndose al kernel, y estas se instalarán simplemente aceptando la propuesta del gestor de software.
Si utilizamos la consola para actualizar el sistema, y tenemos desactivado la actualización automática, en algún momento veremos que tras ejecutar “sudo apt-get update”, el sistema indica los paquetes que se van a actualizar, pero también nos indicará que se han retenido unos paquetes cuya denominación es algo así como: linux-image-3.11.0-X-generic (X es el número de la actualización). Para instalar esos paquetes retenidos, que son la actualización de la versión del kernel, tenemos que ejecutar la siguiente orden:
# sudo apt-get dist-upgrade
Las versiones anteriores de actualización del kernels no se desinstalan automáticamente. Ubuntu lo considera una medida de seguridad: si se encontrara algún problema en el hardware con el nuevo, se puede acceder a cualquiera de las versiones anteriores, en las que todo funcionaba correctamente, mediante el menú de GRUB, donde estarán listados. Este listado de kernels irá aumentando y puede ser realmente incómodo. Por ello, periódicamente, y cuando comprobemos que el kernel actual está funcionando correctamente -el sistema funciona perfectamente, como siempre-, podemos eliminarlos. Y esto lo podemos hacer mediante la consola o mediante el gestor de software.
Eliminar kernels antiguos mediante consola
Para saber todos los kernels que tenemos disponibles en el sistema ejecutamos en la terminal:
# dpkg –get-selections | grep linux-image
Y nos mostrará algo como esto, pero sin tantos colorines (están a efectos indicativos):
linux-image
linux-image-3.11.0-15-generic
linux-image-3.11.0-17-generic
linux-image-3.11.0-18-generic
linux-image-3.11.0-19-gener
linux-image-extra-3.11.0-15-generic
linux-image-extra-3.11.0-17-generic
linux-image-extra-3.11.0-18-generic
linux-image-extra-3.11.0-19-generic
linux-image-generic
Del listado que nos muestra tenemos:
– linux-image y linux-image-generic: Estos dos no se elimina en ningún caso. No se tocan.
– linux-image-extra-3.11.0-15-generic (17 y 18): Estos no hace falta tocarlos, se borrarán automáticamente cuando eliminemos el siguiente grupo de paquetes.
– linux-image-3.11.0-15-generic (17, 18): Estos son los que tenemos que eliminar, salvo el de la numeración más alta (en este ejemplo el 19) que se corresponde con la última actualización.
Los demás los borraremos uno a uno con el siguiente comando:
# sudo apt-get remove –purge nobre_paquete
En este ejemplo:
# sudo apt-get remove –purge linux-image-3.11.0-15-generic
# sudo apt-get remove –purge linux-image-3.11.0-17-generic
Y así sucesivamente. Pero cuidado no te “encarnices” y te cargues también el último, en este ejemplo: linux-image-3.11.0-19-generic.
Eliminar kernels antiguos con el gestos de software
Este procedimiento en modo gráfico es más sencillo. Abrimos el gestor de software que puede ser, por ejemplo, Synaptic o Muon. Para facilitar la presentación de los paquetes podemos pica en “Por estado>Instalados” (parte inferior izquierda), y en el el buscador escribimos linux-image. Igual que antes no tenemos que eliminar: linux-image y linux-image-generic.
Ni tampoco la versión de mayor numeración de linux-image-3.11.0-19-generic.
Los otros paquetes, los que tenemos que eliminar:
linux-image-3.11.0-15-generic
linux-image-3.11.0-17-generic
linux-image-3.11.0-18-generic
Los señalamos con el puntero, botón derecho y del desplegable seleccionamos la orden:
Si estamos en Synaptic: “Marcar para Desinstalar completamente”.

Synaptic. Los círculos rojos indican los paquetes que hay que eliminar.

Si estamos en Muon: “Marcar para purgar”.

Muon. Los círculos rojos indican los paquetes que hay que eliminar.

Y finalmente “Aplicar” en Synaptic o “Aplicar cambios” en Muon.
Esta orden “Marcar para desinstalar completamente” o “Marcar para purgar” es equivalente al comando en terminal “apt-get remove –purge”, e implica que se eliminará el paquete y los archivos de configuración y todas las dependencias no requeridas por otros paquetes. El comando “apt-get remove” sólo eliminara el paquete en cuestión y los equivalentes en Synaptic y Muon son “Marcar para desinstalar” y “Marcar para eliminación” respectivamente.
Saludos flamencos,

Deja un comentario

13 ideas sobre “Instalar las actualizaciones de la versión estable del kernel en Ubuntu/Kubuntu y distribuciones derivadas y cómo eliminar las antiguas.”

A %d blogueros les gusta esto: