GNU/Linux, Viajes, Naturaleza, Gastronomía, Música y lo que se tercie

Galápago leproso (Mauremys leprosa): un quelonio endémico del Mediterráneo occidental.

Galapago leproso, Mauremys leprosa
Galápago leproso, Spanish pond turtle (Mauremys leprosa). Ejemplar adulto. Los juveniles presentan una mancha circular entre el ojo y el tímpano, así como unas líneas coloreadas en los laterales del cuello, que desaparecen con la edad.

Taxonomía y situación de las fotografías

Especie: Galápago leproso (Esp.), Spanish pond turtle (Eng), Mauremys leprosa.
Filum: Chordata. Clase: Sauropsida.
Orden: Testudines. Familia: Geoemydidae.
Grupos: Reptiles, tortugas, galápagos.
Situación: 19 de agosto de 2020, en una pequeña balsa de riego en Corvera, Murcia, España.

Algo sobre el galápago leproso

Una especie endémica del Mediterráneo occidental

El galápago leproso junto con el galápago europeo (Emys obicularis) son las dos especies de galápagos endémicas de la Península Ibérica. Está última aunque está presente en determinadas áreas mediterráneas es más propia de ambientes eurosiberianos. El galápago leproso, sin embargo, sí es una especie típicamente mediterránea.

Esta especie se distribuye por el Mediterráneo occidental. Concretamente, por el noroeste de África está presente en Marruecos, Túnez, Argelia y Libia; y en Europa se encuentra en la mayor parte de la Península Ibérica y en algunos puntos del Francia.

Galapago leproso, Mauremys leprosa

El Atlas su barrera biogeográfica

Actualmente se reconocen dos subespecies que han sido diferenciadas mediante el análisis filogenético y que, además, se encuentran separadas geográficamente. Curiosamente la barrera biogeográfica no es el estrecho de Gibraltar, lo cual supondría con una aplastante lógica, una subespecie europea y otra africana. Sin embargo, es el Atlas la barrera que separa las dos subespecies. La cordillera del Atlas se extiende por unos 2400 km en el noroeste de África, recorriendo Marruecos, Argelia y Túnez.

Las dos subespecies y sus respectivas distribuciones son:

Mauremys leprosa leprosa que se encuentra en la Península Ibérica y el noroeste de Marruecos; o dicho de otra forma, al oeste y norte del Atlas.

Mauremys leprosa sahariana que está presente en Marruecos al sur y al este del Atlas; y también en Túnez y en el este de Argelia.

Al parecer la diferenciación genética en ambas vertientes del Atlas se produjo durante el Plioceno. Posteriormente durante los periodos glaciares e interglaciares del Pleistoceno se produjo la diferenciación de cada subespecie. Más recientemente M. l. leprosa colonizó la Península Ibérica desde Marruecos, no siendo obstáculo el estrecho de Gibraltar.

Galapago leproso, Mauremys leprosa

Gusta de los ambientes templados

El galápago leproso, por tanto, se distribuye por zonas templadas. Además en altitud se localiza más frecuentemente en las tierras bajas, siendo muy rara su presencia por encima de los 1000 m.s.n.m., y prácticamente está ausente por encima de los 1250 m.s.n.m. De esta forma minimiza los periodos de invernación, llegando a estar activa todo el año tanto en las áreas más cálidas, como en aquellos años menos rigurosos en las zonas más frías.

Este marcado carácter termófilo determina, obviamente, su distribución y abundancia en la Península Ibérica. En términos generales, es más común en el sur, y en el norte lo es en la parte oriental de clima Mediterráneo; y no está presente en buena parte de las cordilleras Cantábrica, Pirenaica, Ibérica, Sierra Nevada, y la mayor parte del Sistema Central.

Acuática y omnívora

Es una especie acuática de aguas dulces o con baja salinidad, pero que también necesita salir a tierra para tomar el sol. Por lo general, habita en masas de agua con poca columna de agua, pero de algo más de 25 cm de profundidad; y que sean aguas más bien estancadas, o con baja corriente en ríos y arroyos. En cualquier caso, esos hábitats tienen que tener preferiblemente abundante vegetación sumergida y palustre.

Es una especie omnívora en la que, en general, parece predominar el carácter carnívoro. Su dieta es muy variada y depende de los recursos disponibles en cada zona y en cada época del año. Así, consume invertebrados acuáticos (insectos, crustáceos, moluscos), vertebrados (peces, anfibios, reptiles), incluso carroña; y también plantas acuáticas, especialmente algas, aunque también gramíneas. No obstante, algunos estudios han concluido que la proporción de dieta animal/vegetal cambia con la edad. Así, los juveniles incluyen en su alimentación una mayor parte de presas, mientras que los adultos son más bien vegetarianos.

Galería fotográfica del galápago leproso

Bibliografía

Díaz-Paniagua, C., Andreu, A. C., Keller, C. 2015. Galápago leproso – Mauremys leprosa. En: Enciclopedia Virtual de los Vertebrados Españoles. Salvador, A., Marco, A. (Eds.). Museo Nacional de Ciencias Naturales, Madrid. (disponible el 31 de octubre de 2020 en http://digital.csic.es/bitstream/10261/123870/1/maulep_v1.pdf)

Velo-Antón, G., Pinya, S. 2015. El galápago leproso (Mauremys leprosa) en la península ibérica e islas Baleares. Boletín de la Asociación Herpetológica Española, 26(2): 47-50. (disponible el 31 de octubre de 2020 en http://www.herpetologica.org/BAHE/BAHE26(2)_%5B240%5D_14_Speci09.pdf)

También te pueden interesar otras especies de reptiles u otros seres vivos ⇒

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

3 ideas sobre “Galápago leproso (Mauremys leprosa): un quelonio endémico del Mediterráneo occidental.”