Avistamiento de ballenas en Husavík y la controversia con la caza.

embarcacion de vela para el avistamiento de ballenas en Husavik
Embarcación para el avistamiento de ballenas en Husavík

El avistamiento de ballenas en Husavík es, posiblemente, una de las actividades más demandadas por el turista de naturaleza que visita Islandia. En la isla hay varias zonas donde se realiza tal actividad, pero es, sin lugar a dudas, Husavík el lugar más emblemático y popular. Esta población pesquera esta situada en el norte, en la bahía Skjálfandi bañada con las aguas del mar de Groenlandia, y a tan sólo unos kilómetros del Círculo Polar Ártico.

Hiromi Uehara, The Trio Project “Desire”

Amenizaremos este artículo con la virtuosa pianista y teclista Hiromi Uehara interpretando “Desire”. Está acompañada por Anthony Jackson (bajo) y Simon Phillips (batería) en un concierto celebrado el 25 de julio de 2015 en Japón. No tengo ni mucho menos la certeza, es sólo una impresión personal, pero seguro que Hiromi gusta del whale watching y repudia el whaling. Vídeo del canal Hiromi Uehara de YouTube.

Husavík

Husavík, además, está próximo a lugares tan interesantes como la península de Tjörnes, la catarata Gdafoss, el Lago Myvatn, el monte Námafjall y la zona geotérmica de Hverir, cañón de Asbyrgi, y las cataratas Dettifoss y Selfoss. Por otro lado, desde mediados de junio a mediados de julio, se puede observar el sol de medianoche. No hay que dejar pasar, que hay restaurantes en los que se pueden degustar unas excelentes sopas islandesas, bien de pescado, o bien de marisco, o, también, mixta. Platos que, sin duda alguna, son un magnifico reconstituyente después de un intenso día de turismo; especialmente tras una jornada de avistamiento de ballenas en Husavík

Pues allí estuve en julio de 2018, fue una experiencia muy especial y excitante. Durante la excursión marítima, sin embargo, no puede evitar pensar que Islandia también caza ballenas ¿Contradictorio? Yo diría que sí. Ahora bien, hay sectores a favor, que son cada vez más minoritarios; y sectores en contra de la caza, que están al alza. La evidencia económica, según la Universidad de Islandia, es tremenda: los cetáceos vivos valen mucho más para los islandeses, que muertos.

cola de ballena

El avistamiento de ballenas en Islandia

El avistamiento de ballenas en Islandia como una actividad turística comenzó en 1990. El sector experimento un tremendo crecimiento, hasta el punto que en 2002 se estimó que el valor directo de la observación de ballenas superaba los 12 millones de dolares. Se convirtió, consiguientemente, en una de las actividades turísticas más populares de Islandia. La Asociación de la Industria Turística de Islandia manifestó en su día: “que no sólo supuso unos ingresos para la economía, sino que supuso una imagen muy positiva para Islandia”. Desde entonces las compañías de avistamiento de ballenas de Husavík comercializan el área como «uno de los mejores lugares del mundo para observar ballenas».

En la costa islandesa los puntos en los que existen empresas que organizan excursiones en barco para el avistamiento de cetáceos se encuentran en las Islas Vestmann en la costa sur; Rikiavik en el suroeste; y en el norte, Dalvik, Akureyri y Husavík. Y es esta última la que ostenta la mayor reputación en este sentido.

embarcacion a vela para el avistamiento de ballenas en husavik

Especies de cetáceos

Las distintas especies de ballenas y otro cetáceo alcanzan estas aguas atraídas por la abundancia de alimento. Las aguas son ricas en plancton que posibilita la abundancia de peces, cefalópodos, crutáceos, y, ciertamente, mamíferos. Esto es así, como ya vimos en un artículo anterior, por las corrientes oceánicas que allí confluyen. Por el sureste llega a las costas islandesas la deriva del Atlántico Norte (la extensión nororiental de la corriente del Golfo). Esta masa de agua, que es templada, se encuentra con el agua fría polar de la corriente este de Groenlandia y el agua ártica de la corriente islandesa oriental del norte. El frente de las masas de agua con diferente temperatura y densidad provoca un afloramiento (upwelling) de aguas profundas ricas en nutrientes a la zona fótica.

ballena en la bahia de husavik

Las aguas costeras islandesas albergan unas 20 especies de cetáceos, que son el objetivo de las excursiones marítimas de avistamiento de ballenas. Especialmente:

• Yubarta, ballena jorobada; humpback whale; Megaptera novaeangliae. 17 m y 30 tn.
• Rorcual común, ballena de aleta; fin whale, common rorqual; Balaenoptera physalus. 26 m y 80 tn.
• Rorcual aliblanco, ballena minke; northern minke whale; Balaenoptera acutorostrata. 10 m y 8 tn.
• Ballena azul, rorcual azul; blue whale; Balaenoptera musculus. 27 m y 120 tn.
• Cachalote; sperm whale; Physeter macrocephalus. 20 m y 50 tn.
• Orca; killer whale; Orcinus orca. 8 m y 8 tn.
• Delfín de hocico blanco; white-beaked dolphin; Lagenorhynchus albirostris. 3 m y 180-300 kg.
• Marsopa común; harbour porpoise; Phocoena phocoena. 2 m y 70 kg.

puerto de husavik

Las excursiones para el avistamiento de ballenas en Husavík

En Husavík existe una gran oferta de excursiones en embarcaciones para avistar ballenas. La bahía de Skjálfandi es el lugar en la isla donde más ejemplares se concentran y donde esta industria más se ha desarrollado. Hay al menos cuatro compañías que ofrecen estos servicios: North Sailing, Gentle Giants, Húsavík Adventures y Salka Whale Watching. En general, el personal de las empresas es muy amable; los guías tienen una buena formación, y suelen transmitir la pasión que siente por los cetáceos y todo lo relacionado con esos mamíferos. Las empresas además participan en actividades educativas y de investigación sobre cetáceos; y cumplen el código de conducta para la observación responsable de ballenas, que ellos mismos se han impuesto.

embarcacion rapida para el avistamiento de ballenas en husavik

Ninguna compañía garantiza en una salida el 100% de éxito, en cuanto al avistamiento de ejemplares, pero los porcentajes normalmente son muy altos, de incluso el 98% como señala alguna compañía. Parece poco probable que el turista vuelva a puerto decepcionado sin observar algún cetáceo. Por otro lado, es común que las empresas ofrezcan un segundo viaje gratis si no se han avistado ninguna ballena.

Las excursiones tienen una duración de entre 2 a 4 horas, y se realiza en distintos tipos de embarcaciones. Algunas son embarcaciones tradicionales islandesas, unas a motor y otras a vela, y, también hay la opción de las lanchas rápidas neumáticas. En cualquier caso, todas facilitan al turista un traje térmico para evitar el frío. Asimismo, ofrecen bebidas calientes a bordo, que se sirven durante el regreso a puerto. Algunos tours incluyen también la observación del frailecillo atlántico en la isla Lundy, donde existe una importante colonia reproductiva. En cualquier caso, es frecuente observar ejemplares volando o posados en el agua.

Ejemplares de fulmar boreal alzando el vuelo. En segundo plano un frailecillo posado en el agua.

Código de conducta para la observación responsable de ballenas

Dado el crecimiento del sector del avistamiento de ballenas, y con objeto de garantizar la sostenibilidad de la actividad, IceWale ha establecido un código de conducta para la observación responsable de ballenas. IceWhale es una organización sin animo de lucro, compuesta por los operadores islandeses para el avistamiento de ballenas.

El código de conducta pretende asegurar el mejor encuentro posible, tanto en cuanto al bienestar animal como para el disfrute de los visitantes; así como aumentar el desarrollo, la comprensión y la conciencia de las prácticas apropiadas cuando se observan cetáceos. En su redacción participaron las compañías involucradas y experto internacionales en este tema; se baso, asimismo, en distintos documentos relacionados de otros lugares del mundo. Además, y con el objeto de mejorar el código de conducta, algunos miembros facilitan la investigación sobre el tema, ofreciendo sus embarcaciones a biólogos marinos para que estudien los impactos de las prácticas de avistamiento sobre los cetáceos.

Galería fotográfica del capuzón de una ballena

Algo sobre la caza de ballenas

La Comisión Ballenera Internacional (CBI) estableció una moratoria para la prohibición de la caza de ballenas, que entró en vigor en 1986. Esta moratoria fue el resultado de la alarma internacional ante el lamentable estado de sobreexplotación de las poblaciones de ballenas. Además, en 1994 la CBI creó un Santuario de Ballenas en la Antártida. Es justo hacer notar, que en todas estas iniciativas jugo un papel importante Greenpace.

Sin embargo, Japón se acogió a un vacío legal que permitía la caza de un número determinado de ejemplares para fines de investigación científica. Ahora bien, tras el sacrificio para tales fines la carne era vendida para el consumo. Obviamente, se trataba de una estratagema para continuar con la caza con fines comerciales. Islandia y Noruega siguieron la estrategia japonesa. Islandia incluso se retiró de la CBI en 1992, aunque se volvió a integrar en 2003, pero presentó una “objeción” a la moratoria de la caza de ballenas, continuando con esta actividad. Los defensores islandeses consideraban que no estaban atentando contra la naturaleza; argumentaban que en Islandia existía una fuerte tradición que se trasmitía de generación en generación; y, por otro lado, que la caza y el avistamiento de ballenas podían coexistir.

ballenas en husavik

La demanda de la carne de ballena ha disminuido

Afortunadamente, el apoyo público global a la caza de ballena ha sido mínimo, hasta el punto que el mercado parece haber caído incluso en Japón. La demanda de la población islandesa es muy pequeño; de hecho el negocio ha estado fundamentalmente en la exportación, especialmente a Japón. Por este motivo, la única compañía ballenera del país (Hvalur hf.) ha disminuido sus captura por debajo de la cuota establecida por el gobierno; incluso ha realizado paros temporales, dada la escasa rentabilidad. En Noruega, igualmente, las capturas de ballenas en los últimos años han estado por debajo de la cuota.

Valen mucho más vivas que muertas

La industria del turismo de avistamiento de ballenas, así como otras organizaciones y asociaciones del país, argumentan desde hace años que las ballenas para Islandia valen más vivas que muertas. Idea que ha sido cuantificada en un informe de la Universidad, que concluyó que el avistamiento de ballenas en 2017 supuso 3,2 billones de coronas islandesas, mientras que la captura sólo supuso 1,7 millones.

embarcacion a motor para el avistamiento de ballenas en husavik

Pero la caza continúa

Sorprendentemente, en 2019 el gobierno islandés estableció un nuevo periodo de caza hasta 2023, fijando nuevas cuotas. La decisión se ha tomado basándose en un nuevo informe ballenero del Instituto de Investigación Marina de Islandia, cuya metodología y conclusiones han sido cuestionadas.

Y más sorprendente aún: Japón se retiró en diciembre de 2018 del CBI, y su salida ha entrado en vigor el pasado 30 de junio de 2019. A partir de ese momento reinicia la caza comercial de ballenas. Ahora bien, en este escenario se ha abandonado la farsa de “los fines de investigación científica” en alta mar (la Antártida y Pacífico Norte); y las capturas, eso sí, se realizaran en las aguas territoriales y en la zona económica exclusiva de Japón.

Afortunadamente, y como sostienen algunos expertos, el futuro de la caza comercial es incierto. Quizás no tanto por la presión internacional, qué también, sino, más bien, por la caída de la demanda de carne de ballena. La tendencia en la disminución de capturas por esta circunstancia es la misma en Japón que en Islandia y Noruega.

embarcacione para la observacion de cetaceos en husavik

¿Qué necesidad hay pues?

Yo diría que no hay ninguna necesidad para que continúe la caza industrial de ballenas. Otra cosa muy distinta, es la caza de subsistencia de las comunidades indígenas de Dinamarca, Rusia o Alaska, que está permitida por la CBI y aceptada por organizaciones como Greenpace. ¿No les parece?

Saludos flamencos,

Bibliografía

FAO Fisheries & Aquaculture – Species Fact Sheets – Balaenoptera acutorostrata (Lacepède, 1804). (Disponible el 4 de junio de 2019 en http://www.fao.org/fishery/species/2743/en)

FAO Fisheries & Aquaculture – Species Fact Sheets – Balaenoptera physalus (Linnaeus, 1758). (Disponible el 4 de junio de 2019 en http://www.fao.org/fishery/species/3601/en)

Hoyt, E. 2003. The best whale watching in Europe. Aguide to seeing whales, dolphins and porpoises in all European waters. WDCS, Unterhaching, Germany. 60 pp.

Parsons, E.C.M., Rawles, C. 2003. The resumption of whaling by Iceland and the potential negative impact in the icelandic whale-watching marke. Current Issues in Tourism, 6(5): 444-448.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.